Home Francia 🇫🇷 QUÉ VER Y HACER EN MARTINICA, EL CARIBE DE FRANCIA 🏝
🇫🇷 QUÉ VER Y HACER EN MARTINICA, EL CARIBE DE FRANCIA 🏝

🇫🇷 QUÉ VER Y HACER EN MARTINICA, EL CARIBE DE FRANCIA 🏝

0
Si te ha gustado, compártelo:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email
Print this page
Print

Antes de adentrarnos en la historia y en todo lo que se puede hacer en Martinica voy a ubicarte un poco. Sospecho que estás un poco perdido respecto a esta isla. Has de saber que Martinica forma parte del archipiélago de las Antillas Menores, en el mar Caribe y a todos los efectos es Francia. El idioma es el francés, la moneda el euro, puedes viajar desde cualquier país de Europa sin pasaporte ni visado. Los precios son parecidos a los de Francia, bueno de hecho más bien a los de París, y no tienes problema en llevar en la mochila jamón y chorizo. De esto último puedo dar fe.

Playas, paraíso caribeño en la Unión Europea

Ya sabes, si quieres darte el capricho de bañarte en el mar Caribe en invierno sin salir de la Unión Europea sólo tienes que venir a esta isla. Sin duda las playas son uno de los principales reclamos turísticos. Si piensas que ya no quedan en el mar Caribe playas vírgenes y sin apenas turistas, estás muy equivocado. Martinica es la prueba de que aún existen los paraísos.

Las aguas al ser tan cristalinas y tener tanta vida marina, son ideales para la práctica de actividades acuáticas como el snorkel, el buceo o lo que he venido yo a practicar, el free diving; esa placentera sensación de sentirte como pez en el agua. Sin duda uno de los mejores sitios para hacer actividades acuáticas o simplemente para tumbarse en la playa es Anses-d’Arlets, cuya imagen de la iglesia frente a la pasarela marítima se ha convertido en uno de los iconos de la isla.

Anses-d’Arlets

Naturaleza en el interior de la isla

Ya nos hemos dado el primer baño, pero no vamos a pasarnos todas las vacaciones tirados en la playa. Es hora coger en coche y visitar el interior de la isla. Has de saber que en Martinica necesitarás imperiosamente alquilar un coche. Descarta la opción de moverte por transporte público. Si no alquilas un coche no podrás conocer la isla, pero conducir por Martinica es una de las mejores experiencias. Las carreteras son preciosas como descubrirás en el trayecto que os lleva a la Habitacion Cerón.

En Martinica denominan Habitaciones a las antiguas plantaciones agrarias generalmente de azúcar, cacao o tabaco. Una de las más bonitas de visitar por la belleza de su naturaleza es la Habitation Cerón al norte de la isla. Allí se encuentra nada menos que el árbol más bonito de todo Francia esta Albizia Saman o árbol de la lluvia de más 300 años de edad.

La Habitatión Ceron es sólo un aperitivo de la naturaleza que te vas a encontrar en Martinica. Aquí los amantes de los trekkings tienen su paraíso particular. Puedes hacer excursiones de todo tipo de dificultad y dureza. Yo que reconozco ser un un poco vago para esto de los esfuerzos voy a hacer un trekking sencillito hasta la cascada Ans Culebre. Allí disfrutaremos de una caía de agua de más de 120 metros de altura.

Martinica también es historia y cultura

La imagen de Martinica son playas vírgenes, aguas cristalinas, naturaleza salvaje y atardeceres de ensueño. Lo que vulgarmente se conoce como el paraíso. Pero esta isla también está llena de historia.

La fundación de Martinica para lo cual iremos al municipio de Sant Pierre. En el año 1635 aquí se estableció la primera colonia permanente francesa. Sus colonos, además de edificar una ciudad moderna, implantaron el sistema el sistema organizativo y económico de la metrópoli. De hecho Sant Pierre fue la capital y las ciudad más grande de Martinica hasta el 1902 cuando la ciudad quedó totalmente destruida por la erupción del volcán Mount Pelée muriendo sepultados mas de 28 mil personas. A raíz de este hecho la capital se trasladó a la actual Fort de France.

Pero sin duda han sido los dos siglos de esclavitud lo que ha dejado una huella imborrable en la sociedad martiniquesa. Durante décadas barcos cargados de esclavos llegaban a la isla para trabajar en las plantaciones. Cuando el 22 de mayo de 1848 se abolió la esclavitud en Martinica, de los 120 mil habitantes más del 90 por ciento eran esclavos o liberados. Por toda la isla hay monumentos y referencias a estos acontecimientos, destacando el Memorial Anse Caffard. Estas 20 estatuas recuerdan un incidente de 1830. Aquel año un barco se estrelló frente a la costa de Martinica, muriendo ahogados más de 40 esclavos que viajaban encadenados en el almacén de carga.

Que no falte el buen ron

El último dato que es importante conocer, no es tan amargo. Todo lo contrario, vamos a hablar del Ron, porque aquí se producen algunos de los mejores rondes del Caribe. Para adentrarse en este mundo os recomiendo visitar la Habitation Clement que entre otras cosas está considerada Monumento Histórico de Francia.

Fundada en el año 1887 mantiene en perfecto estado de conservación las estructuras y estancias originales de finales del siglo XIX. De las 160 hectáreas de la habitation lo que a mi mas me gustó fue el jardín botánico con su colección de más de 300 árboles y plantas tropicales. Si alguna vez un francés os dice que su país produce alguno de los mejores rones del mundo, no os está tomando el pelo.

Si te ha gustado, compártelo:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email
Print this page
Print

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.