Home España TURISMO DEL JAMÓN IBÉRICO EN EXTREMADURA

TURISMO DEL JAMÓN IBÉRICO EN EXTREMADURA

0

En España se puede bromear con el fútbol. Con los tópicos de las diferentes regiones e incluso con la política. Pero no con el jamón. El jamón es un asunto muy serio en España.

Efectivamente, el jamón es algo muy serio en España y en Extremadura principalmente ya que aquí se produce el más cotizado del mercado mundial, así que voy a hacer una viaje al mundo del jamón. Y este viaje comienza aquí, en esta bellota.

Estas bellotas son el fruto que da de este imponente árbol, la encina. Las encinas necesitan espacio y un suelo fértil por lo que sus bosques tienen este aspecto singular y hermoso, y reciben el nombre en dehesa. No creáis que los reyes de las dehesas son las encinas, ni mucho menos, estos árboles están al servicio del gran protagonista de este viaje al mundo del jamón; los cerdos ibéricos.

Aquí os voy desvelando el secreto de los grandes jamones ibéricos. El mejor alimento; las bellotas. Los mejoras pastos; las dehesas. Las mejores condiciones de cría; animales en libertad y por supuesto la mejor selección de cerdos. Un consejo, no cometáis el error que cometí yo de empatizar con estos lindos cerditos, porque la siguiente etapa de nuestro viaje es la fábrica de jamones.

Para elaborar los jamones, primero hay que extraer las patas de los cerdos, en esencia, eso son los jamones. En proceso de curación comienza en esta cámara, aquí la patas se entierran en sal un día por cada quilo que pesa el jamón.

Tras la fase de salado viene la lenta curación en los secaderos, donde los jamones van perdiendo parte de su grasa hasta que quedan perfectamente curados.

Cuando se ha completado el proceso de curación, es el momento de la degustación y para aprender a cortarlo cuento con la ayuda de Pepe Alba, maestro cortador.

Ruben, bienvenido aquí a “El jamón hecho arte”, encantado de tenerte aquí con nosotros en Extremadura. Vienes a un centro especializado en el corte del jamón

Para cortar bien el jamón hacen falta los cuchillos adecuados. Uno rígido y de hoja corta para deshuesar y otro largo, estrecho y de hoja flexible para extraer las lochas, lonchas que han de ser finas, no muy grandes, con el equilibrio justo de carne y grasa. Y la última etapa de todo este viaje es degustar el jamón.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.